domingo, noviembre 06, 2005

La primera (Once...)


Le di mil vueltas a esto de cómo partir. No encontraba la razón ni las ganas. Pero bueno, como la mayoría de las cosas que pasan en la vida, a veces las causas se pasean frente a los ojos y no sabemos como reconocerlas.
Hace un tiempo me enteré que mi amiga, la Loli, tenia uno. Me lo esperaba. Ela es muy talentosa con esto de escribir, y más de una vez se lo he dicho. Y yo?? Nada. Nunca he tenido una pluma muy refinada. No tengo autores ni estilos literarios que sean mi escuela. Entonces, me dije: pa que un blog si no soy un buen escritor?
Pero hey!!!, me dije de nuevo. Igual leo, y harto. Aunque sean revistas, suplementos y diarios, en este nicho he encontrado mis heroínas y más de una vez me he sentido plenamente identificado con los relatos de algunos seres que copan pequeños espacios en estos medios. Cómo se llaman??, columnistas.
Desde hace muchos años tengo y tuve mis preferidos (as). Todo partió con la Anita Santelices de la Zona de Contacto hace casi 11 años. Después, hasta leía algo de las Memorias de un Pingüino del pesado del guatón López. De ahí en adelante.... un largo trecho.
De ese suplemento de papel, que para muchos tenia harto de moda y pose, vinieron mis principales referentes literarios. Descubrí a Fuguet, caché a Alfredo Sepúlveda (hoy editor del Wikén), Sergio Gómez, Ernesto Ayala, etc. de ahí no más soy. Bien limitado, pero contento.
La mayoría de sus cuentos y notas que leí me gustaban y gustan mucho. Hoy espero con ansias cada semana las columnas de Francisto Mouat en la revista El Sábado, o las de música de Sergio Cancino en la revista del cable. Y bueno... aunque se cambió ahora también a formato blog, la Pepa Valenzuela más de alguna me ha tocado la médula con sus crónicas de un Santiago urbanamente sensible y ultra bien musicalizado. (se nota que me gusta ella??, ja ja ja).
Eso. De que se tratará de todo esto entonces??? De nada y de harto. De las cosas que me gustan. Así de simple. Si tapujos no complicaciones. Mis gustos son bien particulares, y los disgustos también. Los que me conocen me entenderán.
Así que de ahora en adelante intentaré darle vida a este nuevo espacio (a ver si me la puedo con un blog y un flog).
Siempre encontré mucho más ondero tener un blog que un flog. Contradictoriamente empecé al revés, pero bueno.. todos caemos en la tentación de contradecirnos, no??
Bienvenidos a esta humilde columna. Por que eso será: mi columna. La que siempre soñé, gratuita y con mi sello. Con harto de ficción y cruda realidad, como todo en la vida.
Paciencia pa leer tanta gueá junta....

“Te contaré que es rico escribir. Es rico decir lo que uno piensa. Es rico hacer un cuento....”
Papelucho