martes, agosto 31, 2010

(Untlited)

Caben aquí los esbozos del invierno que no fue

Calzan perfectas las notas que brotó

el decorado otoño


El contraste emerge sin grietas

y el cansancio obnubila, a veces,

los planeamientos más adorados


El roce constante contra la pared de absolutos

el caminar que aún vacila titilante de infancia


La incongruencia de las ganas

que se empequeñecen ante la nocturna ignorancia


Caben aquí los esbozos del invierno que no fue

se arrullan acá los trozos pujantes del alma

que aún cree en veredas planas


y en rostros rebosantes de jolgorio y madrugada.