lunes, mayo 24, 2010

Derrumbe

Cansado está el húmedo grito del extravío
Inerte yace en el fondo la sombra del ocaso
Quita barreras el rebaño del olvido a su paso
Azul es el campo cuando palidece el andar

Esplendor por doquier atizando los sueños,
estelas de incendio surcaron lo alto
cada quien arquitecto del deseo
llamaradas de júbilo iluminaron al cielo

Hoy la esperanza serpentea inútil su encierro
pétalos negros alfombran al pretérito crisol
y secos auxilios subyacen tímidos en las cornisas
todo está cubierto, sin voces, sin amor

Derrumbe de cimientos, resquebrajadas las bases
se hundieron las mañanas en una honda canción
para que el turbio destino sellara su estertor...


el viejo pueblo y las colinas,
apagaronse para siempre en derredor