viernes, noviembre 20, 2009

Danza ciega

Miradas furtivas
miedos anestesiantes
el azar de frente cada martes

Pasillos, esquinas y rincones del viejo pueblo
Él sabe lo que su ansia quema
la gente vocifera que todo es por pena

Intenciones que no cruzan razón
ella ignora aquél deseo agazapado
ni siquiera intuye ese amor acorralado

Un viejo amigo pasó y gritó al silencio
razones por mil para ser amantes
pero su única opción ya la selló el antes

Lo incierto le clavó entrecortadas convicciones
"puede que su amor no tenga precio,
tal vez emane algo más que desprecio"

Pero ya lo dijo su estrella en lo alto
cuando desparramó vacío el oscuro presente
ahogando intenciones y palabras inertes

Continuarán su danza ciega por las mañanas
regresarán una y mil veces al mismo camino
pero está escrito: rozarse en los bordes es su destino